Habilidades para la vida: el aprendizaje social y emocional

El pasado domingo, 26 de mayo, el Programa Redes emitió una interesante entrevista de Elsa Punset al prestigioso psicólogo y especialista en educación emocional René Diekstra.

La entrevista aborda el importante tema del aprendizaje social y emocional y el destierro de la competencia emocional del curriculum escolar. En palabras de Diekstra:

“estamos impidiendo que los niños y jóvenes tengan un desarrollo optimo cuando les privamos del aprendizaje social y emocional”

A pesar de dicho destierro, y gracias al trabajo constante y silencioso de maestr@s y profesor@s, en el seno de nuestras aulas encontramos buenas prácticas innovadoras que tienen su origen en el hecho de  abrir esa puerta que el curriculum, con frecuencia, cierra a las emociones. Abrir las puertas  a las emociones constituye un elemento clave a a la hora de gestionar la diversidad en el aula, individualizar los procesos de enseñanza-aprendizaje, y generar dinámicas de prevención e intervención frente a la exclusión educativa.

Después de ver el vídeo del Programa Redes releí  la entrevista a Maribel Soriano que en la sección Voces recogemos: “Aprender es vivir: educar desde las emociones” y me impactó, de nuevo, una de sus afirmaciones:  “no concibo aprendizaje sin emoción”.

Comparto el video de la entrevista ya que evidencia el potencial innovador y la fuerza transformadora de  la educación emocional.

José Manuel Martos Ortega

whatsappFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Aprendizaje
5 comentarios sobre “Habilidades para la vida: el aprendizaje social y emocional
  1. Pedro dice:

    Una vez leí que un aprendizaje resultaba tanto más significativo cuantos más sentidos y sensaciones llegaba a implicar, por lo que resulta indispensable introducirlos en el proceso educativo. El verdadero problema es la inversión necesaria para diseñar un proceso de enseñanza que admita dichos parámetros, y si en España es posible destinar fondos a este tipo de aprendizaje, sobretodo en la educación publica

    • Gracias, Pedro, por el comentario. Comparto contigo la idea que desarrollas: la significatividad del aprendizaje implica la emoción. En relación a la inversión si decir que supone priorizar, tener claros los objetivos educativos del sistema. Desgraciadamente la reforma que se ha aprobado en estos días destierra, una vez más, las emociones. Entre sus finalidades no está facilitar aprendizajes significativos sino que se mueve en un terreno ideológico que busca otros fines.

    • Gulilherme dice:

      Hola Gente !!! muy acertada la iniacvtif3n a Bernardo, en lo personal les cuento que esta persona cambio nuestra forma de ver la vida de mi familia y mia, le estamos eternamente agradecidos !!! asistimos a sus reuniones en Caballito los domingos la verdad E-X-C-E-L-E-N-T-E !!! les recomiedno todos los libros de Bernardo y su esposa, le van a sumar mucha fe9 y optimismo, es bueno difundir estas cosas que puede ayudar mucho a la gente, habiendo tanta porquereda del sistema que nos hacen consumir, que no nos aporta realmente nada FELICITACIONES y que vuelva !!! Abrazo a todos y los escucho todos los dedas.

  2. Mikel Arregi San Martín dice:

    Realmente, ¡qué importante es el desarrollo de la inteligencia emocional! El manejo de las emociones y la capacidad de canalizarlas.
    El mundo de la educación tiene un gran reto por delante, y a él debemos dedicar nuestros mayores esfuerzos. En juego está la educación de las generaciones actuales y futuras.

  3. Mikel gracias por el comentario. Existen muy buenas prácticas, escondidas en el trabajo cotidiano de las aulas, en las que las emociones cobran la importancia que se merecen en el ámbito educativo. Hace unos meses compartió Maribel su experiencia docente para nuestra web, espero que te guste http://vocesdeaprendizaje.org/voces/entrevista/aprender-es-vivir-educar-desde-las-emociones/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Moderación de comentarios.